Silent Night – Noche de paz

Mi oración, en este día previo a Navidad, es que nuestros pies sean capaces de caminar incesantemente hacia la ciudad cuyo arquitecto es Dios, y cuyo fundamento es el Mesías, hijo de María. Y que al igual que las noches del Israel liberado fueron iluminadas por una columna de fuego (Ex. 13:21), nuestras noches también sean iluminadas por la estrella que guió a los “magos” hasta Belén (Mt. 2:1), por la luz de nuestro Señor y Salvador, el Mesías Jesús.

Soli Deo Gloria

Ignacio Simal, pastor de Betel+Sant Pau

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies